Idiomes
 

Actividades complementarias

   

 

Barcelona
Nit de Sant Joan
Peníscola i Morella
Fiestas populares
Castelló de la Plana
De tapes
Excursió al Desert de les Palmes
Vòlei platja
Vaència

A dalt Índice

 

Visita guiada a la ciudad de Castelló de la Plana

 

Castelló de la Plana es una ciudad de 175.000 habitantes situada cerca del mar Mediterráneo, donde tiene la sede la Universitat Jaume I.

Los orígenes de Castellón hay que buscarlos el año 1251, cuando el rey Jaime I, que concedió carta puebla a los originarios habitantes del castillo de la Magdalena, lo fundó en la llanura que le da nombre.

Actualmente, Castellón y su comarca es una zona de gran pujanza económica basada en la agricultura —sobre todo en el cultivo del naranjo—, en la industria —principalmente la cerámica— y en el sector servicios.

El pasado de la ciudad queda reflejado en los monumentos del centro histórico: el edificio de estilo toscano del Ayuntamiento, del siglo XVII; la catedral gótica, reconstruida después de la Guerra Civil; el Fadrí o torre campanario, del siglo XVI, y la Lonja del Cáñamo, antiguo centro de intercambio comercial y actualmente sede de la Universitat Jaume I. Otros sitios que merecen una visita son el Teatro Principal, el Casino Antiguo, el edificio de Correos y el parque de Ribalta.

Además, Castellón dispone de un auditorio, con una programación musical muy completa, y de varios museos, entre los cuales el Espacio de Arte Contemporáneo y el Museo de Bellas Arte.

Por lo que respecta al ocio, vale la pena señalar la zona lúdica del puerto de Castelló —en el Grau— donde se combinan los restaurantes —especializados en arroces, y pescado y marisco—, con los cines, pubs y otros lugares de diversión. En verano, el principal atractivo de la zona son las playas que, unidas a las de Benicàssim, representan 14 kilómetros de fina arena y aguas limpias donde tomar el sol y nadar.

Ajuntament
La Llotja del Càneem
Passig de Ribalta
Concatedral

A dalt Índice

 

Noche de San Juan

 

La llegada del verano viene marcada por el solsticio de verano, la noche más corta del año, y coincide, aproximadamente, con la noche del 23 al 24 de junio, festividad de san Juan.

En buena parte de la costa mediterránea, y también en Castelló, en esta noche del 23 de junio se celebran fiestas que, por una parte recuperan la memoria ancestral de las conmemoraciones paganas del solsticio de verano y, por otra, la celebración cristiana del nacimiento de san Juan Bautista.

No olvidemos, sin embargo, que esta noche mágica también se celebra en otras civilizaciones muy lejanas en el tiempo y en el espacio, como en los antiguos pueblos celtas o en América del Sur.

El elemento principal de nuestra fiesta es el fuego; la gente se reúne en las playas y, cuando empieza la noche, se encienden hogueras cerca del mar. Mientras se espera la llegada de la hora mágica de la medianoche, se come la típica torta, se danza, se toca música... después, a las doce en punto, se puede tomar un baño o, por lo menos, remojarse los pies, acompañados de castillos de fuego de artificio o bailes de diablos.

Otros elementos vinculados a la Noche de San Juan son los rituales, que hay de todo tipo: saltar la hoguera, tomar el baño, lanzar flores al mar... y todo para conseguir amor, seguridad, protección, paz, armonía...

Algunas ciudades, como Alicante, han convertido esta conmemoración en fiesta institucional —las Hogueras de San Juan— que concentran, cada año, miles de personas alrededor de los ninots de las hogueras que, a medianoche, acabarán convertidos en ceniza.

La propuesta para el estudiantado de los cursos de catalán y español es ir juntos a la playa de Castelló y encender nuestra propia hoguera, cenar, hacer todos los rituales que nos traigan suerte y, si hace bueno, esperar que salga el sol por el horizonte del mar Mediterráneo.

Castell
Foc

A dalt Índice

 

Viaje a Barcelona

 

Barcelona, ciudad olímpica en el año 1992 y capital de Cataluña, es una metrópolis de aproximadamente unos 2 millones de habitantes. Su situación, a menos de 280 km de la Universitat Jaume I, y las buenas comunicaciones en tren y por autopista, aconsejan hacer una excursión de fin de semana para conocer todos sus atractivos: históricos, culturales, de ocio, turísticos, etc.

El origen de la ciudad se encuentra en la antigua Barcino romana, fundada por el emperador Augusto hacia el año 14 aC, de la que se pueden visitar, en superficie y por el subsuelo, las termas públicas, restos del foro, las murallas, etc.

PuntGuía de la Barcelona romana

Posteriormente, el esplendor de la Barcelona medieval queda reflejado en los edificios del conocido barrio gótico, donde está la catedral, el Ayuntamiento, la basílica de Santa María del Mar, y otros palacios y edificios hoy convertidos en restaurantes, tiendas o museos, como el museo Picasso. Es de visita obligatoria el Museo de Arte de Cataluña, especialmente por sus colecciones de pintura románica.

PuntGuía de la Barcelona románica y gótica

Todas las épocas históricas han dejado huella en Barcelona, en las calles, en los edificios. Más recientemente, a finales del siglo XIX, coincidiendo con el renacimiento cultural de Cataluña y el inicio de la industrialización, aparece el movimiento modernista, que ha legado un patrimonio muy rico, especialmente el arquitectónico: la Sagrada Familia,  el parque Güell, el Palacio de la Música Catalana... estos edificios y otros han sido declarados patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

PuntGuía de la Barcelona modernista

Pero si Barcelona actualmente es conocida en todo el mundo es, sin duda, porque fue la sede de los Juegos Olímpicos del año 1992. La ciudad cambió: se modernizó, con nuevos edificios vanguardistas e infraestructuras, y entró de lleno en el siglo XX, sin perder el sabor de épocas pasadas.

Actualmente, a Barcelona llega gente de todo el mundo, de todas las lenguas y culturas, como visitantes y como ciudadanos, cosa que permite oír todos los acentos en cualquier calle de la ciudad, pero especialmente en la Rambla, auténtico corazón humano y cosmopolita de Barcelona.

PuntTurismo de Barcelona


Modernisme
Tibidabo
Sagrada Família
Montjuïc

A dalt Índice

 

Excursión senderista al Desierto de las Palmas

 

Proponemos una jornada senderista por el parque natural del Desierto de las Palmas, auténtico pulmón verde de la Plana de Castellón. Podrán caminar por la montaña, conocer nuestra flora y fauna, y subir al pico más alto (el Bartolo, 729 m), desde donde bajaremos hasta la playa de Benicàssim.

A pesar del nombre —desierto—, no encontrarán inacabables dunas ni senderos llenos de arena. En este caso, el nombre de desierto tiene un origen histórico, no paisajístico, y hace referencia a un sitio aislado donde antiguamente se instalaban  monjes para dedicarse a la vida contemplativa y a la meditación.

En la excursión visitaremos sus monasterios y también algunas de las ermitas que los monjes construyeron por todo el paraje; además, también veremos corrales, fuentes y masías, porque, a parte de los monjes, en el Desierto también vivía gente que trabajaba la tierra y pacía ganado.

Día: 9 de julio de 2011
Lugar de partida: convento nuevo del Desierto
Hora: 8 h
Dificultad: media

Resumen
Distancia: 12,6 km
Desnivel: 441 m
Duración: 5 horas

Itinerario
Saldremos de Castelló en autobús hasta el monasterio nuevo del Desierto, donde empezaremos la caminata. La primera parada será el mirador de la ermita del Carmen, desde donde se ve el antiguo castillo medieval de Montornés, el mar y prácticamente todo el trayecto que haremos.

En poco más de 15 minutos llegaremos en el centro de información del parque natural del Desierto de las Palmas. Allí, los guías nos explicarán el valor medioambiental del paraje y visitaremos el centro de reproducción de la tortuga mediterránea, que está en peligro de extinción.

Después, subiremos hasta la cima de la sierra donde una senda nos conducirá, en una hora, al pico del Bartolo; durante el trayecto tendremos vistas espectaculares: a un lado las montañas del interior de Castellón, con el Penyagolosa, la montaña valenciana más alta, y al otro, el mar Mediterráneo y las islas Columbretes, archipiélago volcánico declarado también parque natural.
Desde el Bartolo, se amplía la vista de las playas y de la Plana al cabo de San Antonio y al Montgó, al sur, y a la sierra de Irta, al norte.

Iniciaremos la bajada hasta el convento viejo del Desierto, que fue construido en el siglo XVII y que, posteriormente, un deslizamiento de tierras destruyó.

Aunque el Desierto tiene numerosas fuentes, en este itinerario solo encontraremos dos con agua: la fuente de la Teula, la más caudalosa, y la fuente de Sant Josep, donde podremos llenar las cantimploras.

Bajaremos por el barranco del Desierto hasta la ciudad de Benicàssim, donde podremos tomar helado en una terraza o ir directamente a la playa a tomar un merecido baño.

La vuelta a Castellón será libre y en transporte público.

Material que hay que llevar

Botas de montaña, palos telescópicos, mochila, cantimplora de agua (+1,5 litros), protector solar, gorra, almuerzo, fruta...

Normas que se debe tener en cuenta

Punt Hay que respetar las normas de protección del parque natural.

Punt No se puede tirar desperdicios de ningún tipo en la montaña.

Punt No se debe arrancar plantas ni molestar a los animales.

Punt Hay que caminar por las sendas señalizadas y no dañarlas.

Punt Hay que ser puntual y seguir las indicaciones del guía.

 

Boira a les Agulles
Sant Elies i el Convent
Covent Vell
Del Collet al Bartolo
Torre de Guaita
Flor de palera
Pujant al Bartolo

A dalt Índice

 

Fiestas populares

 

La semana del 29 de junio se celebran en el Grau las fiestas de San Pedro, una oportunidad clara para vivir de cerca una muestra representativa de actos festivos y populares de nuestras comarcas.

Sin embargo, lo que verdaderamente hace de las fiestas de San Pedro una semana única son los actos que identifican al Grau como ciudad marinera: la cabalgata del mar, una especie de exposición etnológica sobre las tradiciones del distrito marítimo y un homenaje al mar como fuente y forma de vida, la torrà de la sardina, comida popular con sardinas a la plancha, pan y vino; el espectáculo de fuegos artificiales reflejados en el mar, el mismo día de San Pedro; y la travesía a nado del puerto.  

No obstante, no hay que olvidar los tradicionales encierros de toros y las muestras de música tradicional con dulzaina y tabal.

Nadant
Nàutic
 

A dalt Índice

 

Vamos de tapas

 

Una costumbre muy arraigada en buena parte de España es ir de tapas. Consiste en reunirse con amigos para consumir pequeñas porciones de comida que se deben compartir.

Hay una gran variedad de tapas: aceitunas, setas, patatas bravas, pinchos, albóndigas, croquetas de pollo o de bacalao, sepia, calamares, anchoas, boquerones... una delicia para el paladar.

El origen de las tapas hay que buscarlo en la leyenda, según la cual el rey Alfonso X el Sabio decidió que, cuando se pusieran las copas de vino, se debía servir alguna porción de pan con acompañamiento, para evitar el efectos negativos de la ingesta de alcohol sin comer; y desde entonces, un plato pequeño de comida tapaba el vaso de vino. Por eso el nombre de “tapas”, porque el plato tapaba el vaso.

Pero si lo que queremos es conocer qué son las tapas, nada mejor que ir a probarlas.

Gambes
Sépia
Calamars

A dalt Índice

 

Torneo de voley playa

 

Una de las actividades deportivas prevista durante la realización de los cursos de catalán y español como lenguas extranjeras es hacer una competición de voley-playa entre los estudiantes que deseen participar, aprovechando las instalaciones que hay en las playas de Castelló y el buen tiempo del Mediterráneo en verano.

La actividad tendrá dos partes; habrá unas primeras sesiones de formación en este deporte y, después, para poner en práctica los conocimientos aprendidos, se organizará una pequeña competición.

Sesiones formativas

Día 7 de julio, jueves (2 horas)
Hora de comienzo: 18 h
Lugar: playa del Serradal, Castellón de la Plana
Sesión 1
Presentación y reglas básicas del juego
Calentamiento y entrenamiento del saque en voley-playa
Práctica del ejercicio en juego real

Día 12 de julio, martes (2 horas)
Hora de comienzo: 18 h
Lugar: playa del Serradal, Castellón de la Plana
Sesión 2
Calentamiento y entrenamiento de la recepción en voley-playa
Práctica del ejercicio en juego real

Día 19 de julio, martes (2 horas)
Hora de comienzo: 18 h
Lugar: playa del Serradal, Castellón de la Plana
Sesión 3
Calentamiento y entrenamiento de la colocación y el remate en voley-playa
Práctica del ejercicio en juego real

Día de competición

Martes, 26 de julio
Hora: 18 h
Lugar: playa del Serradal, Castellón de la Plana

Según el número de estudiantes interesados, se organizarán varios equipos que participarán en un torneo lúdico-eliminatorio, que tendrá un premio final.

Jugant a vòlei
Pilota de vòlei
Vòlei

A dalt Índice

 

Visita a Morella y a Peníscola

 

Morella es una ciudad histórica y monumental situada en la comarca dels Ports, al norte del País Valenciano; se encuentra en la cima de una montaña rodeada de fortificaciones y coronada por la iglesia arciprestal de Santa María, el convento de San Francisco y el castillo.

Morella dispone de un entramado tortuoso de calles típicas que se adaptan a la escarpada orografía; la más transitada, sin duda, es la calle porticada de Blasco de Alagón, conquistador medieval de la ciudad en el año 1233. El acceso a la ciudad antigua se hace a través de espléndidos portales de los siglos XIII y XIV (el de Sant Mateu, el dels Estudis, el de Sant Miquel...) abiertos en la muralla, en la que se han ubicado varios museos.

El recorrido por estas calles, entre casas monumentales y palacios, como la casa Siurana, el palacio del cardenal Ram, el edificio gótico del Ayuntamiento, etc., se puede completar con un relajado paseo por el parque —un frondoso pinar— que hay en la ombría de la montaña que ocupa Morella.

Otros monumentos importantes de los alrededores de Morella son el acueducto medieval de Santa Llúcia, la fábrica Giner –ahora convertida en hotel rural— y los diversos yacimientos con pinturas rupestres y con restos de dinosaurios.

La gastronomía de Morella y la comarca dels Ports se basa en platos cocinados con carne y productos de la tierra: olleta morellana, cordero al horno, conejo con caracoles, embutidos, jamón, cecina, mojama...; conviene resaltar la cocina que incluye la trufa y las setas. Para culminar un buen ágape morellano, se dispone de un abundoso repertorio de postres: cuajada, pastel de requesón, carquinyols (pastel de almendra) y piñonatas.

En Morella tiene mucha importancia la artesanía, principalmente la de productos textiles y manufacturados, que se pueden adquirir en muchas de las tiendas del casco urbano.

La principal fiesta de Morella es la rogativa a Nuestra Señora de la Vallivana —el Sexenni— que tiene lugar cada seis años desde el siglo XV.

Más información:

Punt Oficina de Turisme

Punt Morella

Morella
Basílica de santa Maria la Major
Portal de sant Miquel
Castell de nit
Torre Redona

 

La localidad de Peníscola, situada a 90 km de Castelló de la Plana, conjuga una dualidad aparentemente contradictoria: la modernidad y la historia. Por una parte es una ciudad turística, con muchas ofertas de ocio, especialmente las relacionadas con la playa, y, por otra, es una ciudad histórica, construida en un tómbolo sobre el Mediterráneo que fue amurallado ya en la antigüedad, y que dispone de un pasado histórico y monumental muy atractivo.

En la parte más alta del peñón se sitúa el castillo, a modo de atalaya y fortaleza, que durante siglos han convertido Peníscola en una villa inexpugnable y de gran valía estratégica. Las fortificaciones medievales de los siglos XIII y XV fueron reforzadas en el siglo XVIII por el ingeniero italiano Giovanni Battista Antonelli.

En Peníscola se recluyó el papa Benedicto XIII, el papa Luna, que en el siglo XIV protagonizó el llamado Cisma de Occidente, que estuvo a punto de dividir en dos mitades la iglesia católica. La villa antigua, construida dentro de las murallas, es ahora un conjunto de calles típicas llenas de restaurantes y tiendas de recuerdos.

Vale la pena visitar, pues, además del castillo, los portales abiertos en la muralla, la ermita de Santa Ana, el parque de Artillería y el singular Bufador, un gran orificio entre las rocas, situado dentro del pueblo, por el que el agua del mar surge de forma brusca, en días de temporal.

La tradición marinera y la riqueza de la costa hacen de la cocina de Peníscola una de las más sanas, frescas y creativas del Mediterráneo. En Peníscola encontramos platos típicos como el allipebre de rape, el suquet de pescado, los mariscos, los dátiles de mar, los caracoles de mar, las cigalas y los langostinos. Conviene señalar la rica variedad de arroces marineros de esta tierra como la paella mixta, la paella de bogavante, la paella marinera, el arroz caldoso, la fideuà y el arroz negro.

Y para culminar una buena comida, podemos probar los bizcochos del fraile Vicent (bizcocho de almendra), los flaones de Peníscola (pastel de requesón y almendra), los pastelillos de calabaza (pulpa de calabaza con miel y lima) y los típicos roscones del papa Luna (almendra, naranja, miel y requesón).

Historia, sol, mar y buen comer son elementos que se encuentran en perfecta armonía con los más de seis kilómetros de playa y con las numerosas calas que crean las montañas del parque natural de la sierra de Irta al caer en el mar Mediterráneo.

Castell i barquetes
Carrer
Castell i palmeres
Església
Platja del nord
A dalt Índice
 

Visita a València

 

Valencia, capital de la comunidad autónoma valenciana, es una ciudad mediterránea con una historia que empezó con la fundación romana —Valentia, 138 aC— y continuó con las culturas musulmana y cristiana, las cuales han dejado su huella no sólo en restos arqueológicos y arquitectónicos, sino también en el campo —la Huerta—y en el carácter de la gente.

Por tanto, es imprescindible visitar la ciudad antigua, en cuyo corazón se encuentran los principales monumentos históricos: la catedral y el campanario del Micalet; la basílica de la virgen de los Desamparados, con una cúpula pintada por Palomino; el palacio de la Generalitat, sede del gobierno valenciano; Lonja de la seda, impresionante muestra del gótico valenciano declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO; las torres de los Serranos, principal testigo de la antigua muralla, y todo un conjunto de calles con museos, iglesias, palacios y casas señoriales que invitan a perderse y recuperar la época de esplendor de la ciudad antigua, el siglo xv, donde vivieron sus principales autores literarios: Ausiàs March, Joanot Martorell, sor isabel de Villena...

Actualmente Valencia está abierta al futuro, simbolizado por la arquitectura vanguardista de Santiago Calatrava, que ha construido la Ciudad de las Artes y las Ciencias, complejo lúdico y artístico donde se puede asistir, desde la representación de una ópera a la proyección de una película en 3D, pasando por la visita al acuario más grande de Europa o por un paseo por sus jardines y sus originales edificios.

Para concluir esta breve presentación, hay que hacer mención a la fiesta de las Fallas, conocida internacionalmente por el hecho de quemar miles de enormes monumentos de cartón, la noche del 19 de marzo, para conmemorar al patrón de los carpinteros, san José, y la entrada en la primavera.

La Llotja
Seu
Ajuntament
Hemisfèric
 

A dalt Índice